Ahora (mensaje canalizado de Jesús)

665e6e8aa4a0b6140d60eb3ca6f78a73De rodillas estoy acariciando la tierra, más allá me esperan. Miro atrás y observo lo que voy a dejar… Todo aquello que no existe y a su vez lo que ha provocado mi dolor durante tanto tiempo. Recuerdos de risas, incomprensiones, lágrimas y belleza. La luz llega dulcemente acariciándome el rostro. Siento una mano en mi hombro izquierdo haciéndome sentir calor y amor eterno. Me incorporo y veo mi “yo” todavía acariciando la tierra. Doy dos pasos y veo mi “yo” dando el primer paso como si todo quedara sin sentido y vida. Comienzo a comprender que lo que entendía como vida no era así, que vivía un sueño sin poder elegir el final, que no era yo solo quien veíais con vuestros ojos.

De repente se me acerca él y me abraza, ella me dice acariciándome el rostro: ¡hijo!. Comienzo a sentir el verdadero sentir de la existencia y de la creación, todo es plenitud, eternidad, AMOR… Me dirijo al centro de una multitud de rostros alegres dándome la bienvenida, noto la Paz, la Unidad. Todos se acercan y me abrazan fundiéndonos en un único Ser.

De repente me veo solo rodeado de espejos: derecha, izquierda, arriba, abajo, y mi reflejo en cada uno de los miles que puedo sentir. No encuentro la salida, grito: ¿hay alguien? ¿padre, madre, estáis ahí? ¿dónde estoy? ¿qué está pasando? Caigo de rodillas de impotencia sin comprensión alguna, dejo de luchar, dejo de preguntarme cosas. En ese momento me veo de rodillas acariciando la tierra, miro atrás y observo lo que voy a dejar…

 

Jesús