Somos herman@s

thLlevamos tiempo pidiendo un cambio en el mundo… y este proyecto está ya tomando forma. Nuestras intenciones se van cada vez más enraizando en la Tierra.
Una voz que llamaba desde lo más profundo de nuestro ser está siendo sido oída.

A veces en lugar de vivir, nos limitamos a sobrevivir y sobreactuar. Es cuando de pronto nuestra vida nos parece vacía, hecha de trabajos incómodos y tenemos la impresión de no poder salir de esa “cárcel” aparentemente cómoda pero enfermiza de la que somos conscientes.

La Madre Tierra es capaz de actuar sobre las situaciones más difíciles y los mayores obstáculos para ayudarnos a renacer. Tiene la capacidad de nutrir y de hacer renacer lo que se ha olvidado o perdido; aquellos aspectos a los que hemos renunciado. Algunas partes de nuestra existencia, que esperan regresar. En la mayoría de ocasiones sólo nos damos cuenta cuando sentimos cierto malestar en un ámbito u otro de nuestras vidas.
En efecto, ese sentimiento de molestia, viene de los esfuerzos de la Vida por manifestarse ante nosotr@s, por derribar los muros que hemos construido para protegernos y no tomar conciencia de nuestra esencia más pura. Necesitamos cruzar este muro. Nos aburrimos y nos preocupamos y no somos conscientes de que estamos dormidos.

La Vida nos brinda una nueva oportunidad de co-crear y compartir una mejor experiencia… Que adquiramos nuevas habilidades y conozcamos nuevas prácticas beneficiosas para nosotr@s y nuestro entorno. Al hacerlo, simplemente empezaremos a recordar!

Es momento de ser ejes, árboles, …anclados con los pies en la Tierra, de llevar a lo que llamamos “Cielo” a la conciencia de nuestro Planeta, aquí en lo físico. Aún tenemos el recuerdo del instinto de separación; con ello tememos apego al dinero, al trabajo, a la comida,… y nos aferramos a situaciones y personas por miedo a la pérdida.
Este proceso que estamos viviendo viene a reunir lo que estaba separado mentalmente en nosotr@s para que lo escuchemos y observemos de frente y recordemos lo que es realmente puro y esencial.

Demos gracias al Universo por esta nueva oportunidad global de introspección.
El universo está en nuestro interior y ahora más que nunca podemos darnos cuenta de la importancia y repercusión de cada acción “individual” en el Todo. Cada gesto, cada palabra, cada intención,… no se expande de manera aislada. Todos somos responsables y co-creadores de la realidad que estamos viviendo…

Ayudémonos! Somos herman@s!

Con Amor,

Toni &Eva