¿Y ahora qué?

mariposa-monarca-mexico3Te cojo de las manos, te acaricio el rostro, te observo y veo más allá de quién tu eres en esta vida. Siento tus miedos, tus preocupacions, dolor o inconsciencia. No comprendes qué te está pasando, porqué tu pareja, amig@ o familiar te ha dicho o hecho eso. No comprendes, no ves la realidad, no sabes qué realizar o como salir de esta situación.

Te preguntas si esta vida tiene sentido, si vale la pena esta Vida, si tienes que conformarte con esta situación. No ves salida, cada vez te sientes más agobiad@, más triste, sin ganas de sonreír, hablar o escuchar, sin ganas de dar más pasos, sin ganas de mirar al frente.

No comprendes nada, pero y si te digo que estoy al lado tuy@, y si te digo que no estás sol@, que te acompañamos en tu aprendizaje, ¡Si, aprendizaje!, sólo puedes saber la verdad si no te paras, si no te rindes, si respetas y das gracias por todo lo que te pasa, si amas la Vida por tener la Vida y no por lo que pensabas que necesitas para vivir.

Una vez un alumno me dijo:

Alumno: ¿Padre, qué es la Vida?

Maestro: Aquello que tus manos no pueden sujetar por si mismas, aquello que no tiene principio ni  fin, aquello que nada y nadie puede parar o desviar, aquello que se transforma en una mariposa y en un sospirar, en un árbol.

Alumno: ¿Padre, por qué tenemos tantas dificultades en vivir?

Maestro: Porque tenéis la necesidad de seguir a nuevos o viejos maestros, porque necesitáis saber para dar pasos, porque no comprendéis que no existen los maestros, no existen las palabras que salen por sus bocas, solo existís vosotros; por lo tanto, el todo.

Alumno:  ¿Debo dejar de seguirte maestro, a ti?

Maestro: Jajaja, así es querido alumno, no sigas las palabras que salén por mi boca, no sigas mis hechos, no quieras hacer lo que yo predico, porque la enseñanza está en ser consciente de que yo soy tú, y que tu formas parte de la creación. Si no lo haces estarás dando vueltas sin darte cuenta que formas parte de una falsa creación que no tiene sentido, que no es la vida, vivirás en un plano creado fuera de la realidad, no caminarás con tus pasos.

Maravilloso alumno, obsérvate en esta clara y limpia agua del rio. Verás reflejado quién eres, me verás a mi.

 

Te Amo,

Jesús